¿Por qué ya no vemos historias originales en los cines?

¿Por qué ya nada se siente nuevo en el cine?

Remake, reboot, secuelas, adaptación cinematográfica, película basada en un cómic, adaptación de un videojuego, hoy día pareciera que no hay espacio para historias originales en el cine, ¿cuándo fue la última vez que viste una película que no estuviera basada en ninguna propiedad intelectual (PI) existente? ¿hace cuánto no ves una película que no diga “based on” en los créditos de apertura? ¿ha muerto el cine de autor? ¿por qué ya no podemos ver historias originales? ¿Cuándo te hablan de una película tienes que aclarar si se refiere a la versión de los 70’s o la realizada post 2005? ¿te has sorprendido preguntándote si ya habías visto esa película en medio de la función?

Primero es necesario señalar que ésta costumbre no es nueva en la industria cinematográfica, muchas de tus películas favoritas son de hecho remakes de películas anteriores, tales como “Scarface” o “The silence of the lambs”, “Ben Hur” e incluso “Heat”. Algunas son directas adaptaciones, otras inspiradas en mayor o menor medida, pero el reciclaje de historias es una de las marcas registradas de Hollywood incluso desde la era del cine mudo. Sin embargo, el siglo XXI marcó tendencia por un nivel nunca antes visto de adaptación de diversas propiedades intelectuales preexistentes, la resurrección de casi todos los shows televisivos de los 60’s, 70’s y 80’s, reinterpretaciones de los clásicos de la edad dorada del cine y las famosas adaptaciones de cómics, sin dejar de lado el fenómeno de la literatura para jóvenes adultos (que no fue tan fenomenal, pues aparte de la saga Crepúsculo y Los Juegos Del Hambre, ninguna fue un éxito rotundo) Es tal la fobia de las productoras a las historias que no estén basadas en PI que al día de hoy hemos presenciado varias películas basadas en juguetes, como Transformers y G.I Joe, (Lego Movie forma parte de esa descarada estrategia de promoción de un producto pero al menos es una buena película)

paagzzgxm7ugwfchpyek

La verdad es que sí se están realizando películas con historias originales, a lo mejor no tanto o con el mismo respaldo financiero que en los 90’s, pero en plataformas como Netflix, Amazon o Hulu se encuentra buena cantidad de películas y series de autor, también en festivales como Sundance se ofertan películas terminadas para que los estudios compren y se hagan cargo de su distribución. Gracias a éste proceso hemos disfrutado en años recientes de joyas como Whiplash y Moonlight. Sin embargo, ambas películas recibieron una buena reseña de la audiencia y la crítica en los festivales, es decir, era un producto terminado con sello de aprobación, era un riesgo económico menor. Desarrollar y producir una película con una historia original es algo casi imposible con las productoras tradicionales a menos que tu apellido sea Cameron o Nolan (últimamente incluso Scorsese y Spielberg han sufrido para encontrar financiación para sus películas). A pesar de que año tras año se están rompiendo récords de taquilla (en particular Disney) la verdad es que cada vez menos gente va a cine, y las enormes recaudaciones globales que facturan los estudios corresponden más a un elevado precio de las entradas de cine ya que muchas se proyectan en 3D, no porque en realidad las personas estén llenando los teatros.

tumblr_nksu4lpsju1u9u8o0o1_500
¡¿CÓMO QUE VAN A HACER UN NUEVO REMAKE DE SCARFACE?!

tumblr_mev4uu9zai1r529ae

Hacer una película es cada vez más parecido a realizar una inversión de alto riesgo y menos parecido a un proyecto artístico, en algunos casos el pavor de los estudios es tal que dejan que sean los publicistas y no los directores quienes editen la versión final de la película, como ocurrió en “Escuadrón Suicida” el año pasado. No obstante, aprobar un producto basado en un libro o en un videojuego tampoco garantiza que los espectadores inunden las salas de cine, de hecho, los más grandes descalabros económicos de los últimos tiempos, “El Llanero Solitario” y “John Carter” (curiosamente, ambos de Disney) fueron basados en propiedades preexistentes y exitosas. Pero los ejecutivos de los estudios son criaturas de lento aprendizaje. Prueba de ello es que 40 años después de su deceso, aún intentan revivir el género Westerns (probablemente porque fueron las películas que vieron mientras crecían) aunque ya nadie parece interesado en ese género y sólo hay unos cuantos tipos de historias que se puedan contar a lomo de caballo, arreando ganado o siendo perseguido por los indios. Los ejecutivos asumen que cualquier propiedad intelectual tiene un número de seguidores o fanáticos, y que ese mismo número de seguidores o fanáticos irán a ver la película que adapte dicho material, con esto se explica la increíble cantidad de remakes en imagen real de los clásicos de Disney, apelando a nuestra nostalgia.

Pero, tal como ha ido experimentando cada estudio que intenta adaptar un videojuego exitoso, no todos los seguidores de un medio se trasladan a ver esa misma historia en cine, y no sólo porque por lo general dichas adaptaciones sean desastrosas, (¡y no, no hablo solamente de las películas dirigidas por Uwe Boll, uhg!) sino porque son plataformas narrativas completamente distintas. Por ejemplo, que un personaje protagonista en un videojuego sea carente de personalidad no es problemático pues el jugador llena ese vacío con su propia identidad al desarrollar la trama del juego. En cambio, en una película todo el peso emocional recae sobre el protagonista, si éste es plano y aburrido la audiencia no tiene un vínculo emocional que haga que le importe lo que le ocurra y el film se vuelve intrascendente.

giphy1
Intrascendente y plana como la actuación de Fassbender en Assassin´s Creed.

3c315056eeaf1ccdb160d18280eb792d

Claro, han existido adaptaciones muy competentes, incluso films geniales basados en una PI preexistente que no obtuvieron el reconocimiento merecido por parte de la audiencia, no existe para mi mejor ejemplo que Scott Pilgrim vs The World, una película de Edgar Wright con base en el cómic independiente del mismo nombre. La película es por interpretaciones, visuales e historia una necesaria y refrescante película basada en cómic que todos aman… aunque nadie fue a verla en cine (incluyéndome) Es cierto también que SPVTW era una película con un presupuesto moderado y nunca se perfiló para ser un éxito de taquilla masivo, lo cual nos lleva al siguiente punto; los estudios están apostando por películas gigantes. Los “blockbusters” que usualmente estaban confinados a los meses de mayo, junio, julio y agosto se reparten hoy día desde febrero hasta septiembre, dejando sólo noviembre y diciembre para estrenar aquellas cintas independientes que apuntan a la temporada de premios, es tal la saturación de megaproducciones que estudios como Warner y Fox han reducido su número de cintas por año, con el fin de poder inyectar más dinero en sus propiedades basadas en cómics o en sus sagas exitosas.

tumblr_lgvwoyc8ww1qfsddo
!BOOM¡ Nadie fue a verte.

Entonces, ¿qué puede hacer una pequeña y honesta idea original para que sea realizada en cine? No mucho, a menos que seas uno de los directores mencionados previamente. La otra opción es apuntarse en festivales, con el riesgo que eso conlleva ya que hay que financiar de alguna manera la cinta, sin garantía de que algún estudio la compre. Otra opción es transformar la idea de película a seriado, los canales premium tales como AMC y HBO están más dispuestos que los estudios para realizar historias originales.

Es cierto, el paisaje puede parecer árido y desolador para los cineastas y creativos independientes, pero la verdad es que aunque las salas de cine pueden haber sido acaparadas por los superhéroes, los magos y los Skywalkers, internet es ahora una plataforma con la cual llegar directamente a los espectadores sin intermediarios, no sólo por canales pagos como Netflix o Amazon, Youtube es ahora hogar de muchas historias originales, que aunque no tienen el glamour de una producción de Hollywood, exceden en pasión e inventiva a las producciones cinematográficas. También existen iniciativas de crowdfunding, con las cuales se puede reunir dinero para financiar una producción independiente, y que al mismo tiempo sirve como termómetro para medir la respuesta a la historia que se quiera realizar. Quizás las hayan desplazado de la sala de cine, pero ahora existen muchos otros medios de difusión, es solo cuestión de adaptarse, y quién sabe, quizás con el tiempo la audiencia se sature tanto de continuaciones, remakes y adaptaciones que exijan historias originales y los ejecutivos despierten (o mueran, que mueran es más probable) para que se creen los nuevos clásicos que serán reimaginados y recreados sin parar en las generaciones venideras.

stranger-things-intro
Esta joya fue rechazada por varios estudios y cadenas antes de encontrar su hogar en Netflix.

No obstante, la principal responsabilidad recae sobre nosotros; la audiencia. No tenemos que dejar de ver las películas grandes, (bueno, sí, dejemos de ver Transformers por favor) pero es buena idea estar al tanto de qué cintas generan expectativa en los festivales de cine y apoyarlas una vez se proyecten en los cines. En algunas ocasiones, si vives en ciudades pequeñas o sin cultura de ir a cine, como la mía, la oferta en cartelera se vuelve muy limitada, pero al mismo tiempo la comunicación con las compañías a través de redes sociales se ha hecho muy fácil, se puede solicitar a través de Twitter y Facebook que proyecten más cine independiente (y bueno, luego de eso ir, carajo, si lo pedís y no asistes luego no vuelven a hacernos caso)

El lado brillante del asunto es que toda tendencia, incluso las artísticas y comerciales son cíclicas, eventualmente volverán a ser mayoría las historias originales, y en ese lejano día, podremos por fin quejarnos de que no hay suficientes películas de superhéroes o de que llevamos más de 20 años sin ninguna película de Star Wars.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

Blog de WordPress.com.

Subir ↑

A %d blogueros les gusta esto: